Chevrolet Cruze Hatchback 2012: valor, mejoras y 3 motorizaciones

Ofrece un valor excepcional y un estilo único al segmento de los compactos americanos.

El equipo de diseñadores bautizó la forma del modelo bajo el nombre de “Silueta Speedy”, debido a que parece estar impulsado hacia adelante, aunque esté parqueado. En su interior, encontramos un generoso espacio conjuntamente con un alto nivel de equipamiento estándar.

Desde su introducción en el mercado en 2009, el Chevrolet Cruze ha ganado el corazón de los automovilistas en todo el mundo. Sus clientes han sabido apreciar sus líneas distintivas, y su cuerpo de gran alcance propios de un lenguaje de diseño revolucionario que pondría en evidencia los planes a futuro de Chevrolet.

Con la llegada de la berlina Cruze, Chevrolet se hizo presente con toda su fuerza en el muy reñido segmento de los compactos en Europa. Lograron hacerse un hueco en países como el nuestro, ofreciendo a los clientes el estilo y la versatilidad de un coche de cinco puertas.

El exterior de la berlina Cruze evoca el movimiento y la acumulación de energía cinética. Los principales rasgos de diseño que subrayan esta impresión parten desde la línea del techo, expandiéndose ligeramente a la forma cóncava de los hombros. En la versión 2012, gustan mucho las proporciones, sus cortos voladizos delanteros, traseros y laterales que se inclinan hacia adentro cuando se ve de perfil.

Bajo el capó, hay 3 opciones: dos unidades de gasolina y una diésel. Todos los motores son de cuatro cilindros. A 6.400 rpm, el motor de gasolina de 1.6 litros tiene una potencia de 124 caballos de fuerza, equipado con una transmisión manual. El motor de 1.8 litros entrega 141 CV a 6.200 rpm. Su par máximo es de 176 Nm a 3.800 rpm. Ambos motores consumen 6,6 litros/100 km.


Deja un comentario

Connect with Facebook