Actualización del Acura ILX 2013

Acura tiene una larga historia de ser un innovador desde su creación en 1986. A medida que la primera marca de lujo de Japón trajo consigo la primera tecnología de distribución variable, comenzaron a desarrollarse un sin fin de tecnologías afines a la misma, entre ellas el sistema de acelerador electrónico, primeras innovaciones en el tablero, sistema de navegación y la primera instancia de sistema vectorial.

Al llegar el 1987, la marca completo su primera año de ventas con muy buenos resultados; sin embargo, las cosas empezaron a ir cuesta abajo. La leyenda fue sustituida por el mal recibido RL hasta que una vez más las ventas de Acura alcanzaron su punto máximo en 2005 hasta volver a fracasar…

Este 2012 regresan con un nuevo intento, la versión ILX denominación presente en el modelo 2013. Paseando por su evolución, realmente hay muy poco para alertar a un observador casual. Básicamente es un coche que comparte su plataforma con el Honda Civic, de modo que a simple vista se hace muy parecido.

Siguiendo con el recorrido físico, notamos los pliegues afilados y esa mirada audaz que se percibe si nos pareamos al frente del nuevo productos con aires modernos de Acura.

El ILX es un poco más suave en general que los TSX y TL sedán, pero aún así, sigue manteniendo muchos de los lazos familiares. Sus ancas traseras también cambian, esta vez son más anchas, la línea del techo parece lanzarse hacia atrás, por lo que se ve como si el coche estuviera en constante movimiento aún estando quieto.

En el interior, frente al conductor se encuentra un par de medidores electrónicos que flanquean una pantalla de información múltiple donde se muestran los requisitos de mantenimiento futuros, la velocidad media, consumo instantáneo y medio o rango estimado con la carga de combustible actual.

Acura dice que este grupo está diseñado para ayudar al conductor a concentrarse en la tarea de la conducción, mientras que los pasajeros disfrutan profundamente de la impresión de espacio y habitabilidad.


Deja un comentario

Connect with Facebook